La amenaza que representa el antifascismo – en fantasía y realidad.

Standard

Todos los héroes esporeados de la derecha estadounidense están de acuerdo, desde Alex Jones hasta Tucker Carlson, desde Andy Ngo hasta Donald Trump: lxs antifascistas deben ser explusadxs de la vida pública.

Cuando las mujeres marcharon en Washington para protestar en la inauguración de Donald Trump se transformaron en la imaginación de la derecha extrema en ‘las heces de la humanidad’, “extranjeras” planeando “una guerra civil” para la “tiranía”

Cuando los fascistas marcharon por Charlottesville con pistolas y antorchas gritando ‘los judios no nos reemplazaran”, cuando uno de ellos mató a Heather, fox News llamó a lxs socialistas y anarquistas, a lxs liberales y feministas que bloquearon el camino para detenerles ‘domésticas… Antifa quema todo los que viene en contacto suyo”. La derecha proyecto sus fantasías espeluznantes en sus oponentes y declaró que lxs antifascistas habían sido lxs responsables de los “asesinatos de múltiples oficiales de la policía por todos los Estados Unidos”, abriendo el camino para que Trump declarara que había habido ‘gente muy fina en los dos lados”

En el lado antifascista, el insistio, “Tenias alborotadorxs, y lxs ves llegar con sus atuendos negros, y los cascos, y los bates de beisbol, tenias mucho mal, tenias mucha gente mala en el otro grupo…no tenian permisos”

Trump quería que todo el mundo viera lo que él veía en charlottesville, una guerra entre dos grupos de gente. Uno con sus armas y simbolos fascistas y sus fantasias de genocidio. Ellxs eran lxs que habían venido a ‘protestar inocentemente’ , y contra estxs estaba antifa quienes merecían cada bala que se les tiraba.

Una y otra vez, el reproche a ‘antifa’ se ha usado no sólo contra aquellxs que confrontan al fascismo, sino hasta contra lxs liberales más blandos. ‘No estarán segurxs en la América de Biden’ advierte Pence.

Incluso ahora Trump insiste que Biden controla “gente que de la que nunca has oido. Gente que está en las sombras oscuras… gente que está controlando las calles… bandidxs usando estos uniformes oscuros, uniformes negros con equipo.” Y de esa manera, se le está pidiendo a todos los Estados Unidos – a todo el mundo observando en desconcierto y miedo- que vea al mundo a través de los ojos de los Proud Boys, The Patriots, los teóricos de la conspiración del QAnon.

Pues es que, en la mentalidad paranoica y temerosa de la derecha, si hay mil personas en Portland aun dispuestas a tomar las calles para defender a Black Lives Matter, su presencia abruma todo. Cuenta con más de las 200,000 personas que han muerto por coronavirus. Y nunca más una sociedad pensante debería tolerar la posibilidad de que en ocasiones unas pocas personas valientes se pongan en el camino de los fascistas marchando por las calles de los E.U.

¿De qué se trata el antifascismo que lo convierte en un espectro en la mente de la derecha estadounidense?, tan vivido como el espectro del comunismo era?

Cuando el fascismo comenzó, casi nadie en la política estaba de acuerdo con él. La parte de la gente que eran antifascistas potenciales era muy grande, de hecho. Incluia liberales, conservadores, cristianxs, feministas e incontables más aparte. E incluia a la gente que vuelve a Trump salvaje de miedo: anarquistas y comunistas.

Aquí quiero hablar de una fracción de ellxs en particular: Lxs Marxistas. Eran parte de un enfoque común de la política la cual era compartida por por decenas de millones de personas.  El marxismo no era una cosa en singular sino una variedad de políticas. Llamaba a la gente que creía en la realidad de la revolución y que estaba determinada a llevar a cabo un levantamiento inmediato. Era empleado también por otrxs que no querían nada con ninguna idea de revuelta masiva pero que restringieron su deseo de cambio solamente al avance lento de los derechos de lxs trabajadorxs y otros grupos subalternos. El marxismo también tenía el apoyo de millones de gente quienes (como en los E.U. hoy en día) sostenían cualquiera de las posiciones entre estos polos.

Ya cuando se desgastó el siglo veinte, el marxismo fue destronado de su posición de autoridad (por ello es que es más probable que  lxs antifascistas estadounidenses de hoy sean anarquistas que comunistas) . Pero si nos enfocamos en el periodo del surgimiento del fascismo, solo los 1920s y los 1930s, esta subordinación pertenecía al futuro. 

En el libro que he estado escribiendo sobre la generacion que invento el antifascismo encontraran a Clara Zetkin quien habia sido editora del periodico La Mujer Socialista Alemana Die Gleichheit (Igualdad) y una patrocinadora de la resolucion que llevo al establecimiento de el actual Dia Internacional de la Mujer, Leon Trotsky, el anterior lider del Ejercito Rojo Bolshevique, o Daniel Guerin, quien vivio hasta los 1950s y 1960s caundo fue anaraquista, un miembro del del Frente Homosexual de  Accion Revolucionaria en FRancia y una de las figuras principales del movimiento de liberacion gay. En la izquierda moderna, lxs pondriamos en diferentes categorías: Zetkin tuvo una carrera de décadas como socialista y comunista. Trotsky fue bolchevique, Guerin se volvió anarquista. En la Europa de los 1920s y 1930s, y de cara al fascismo, compartieron un lenguaje común y tuvieron esencialmente el mismo enfoque para resistir el ascenso de Hitler.

Escribiendo para un público internacional sobre eventos en Italia, Zetkin advirtió, “Las masas en sus miles se unieron al fascismo. Se convirtió en un asilo para todxs lxs desahuciadxs politicxs, lxs desarraigadxs sociales, lxs destitutxs y desilusionadxs.

En los panfletos que vendieron cientos de miles de copias, instando a lxs alemanxs socialistas y comunistas a unirse, Trotsky escribió, “ En el Nacional Socialismo todo es contradictorio y caótico como en una pesadilla. El partido de Hitler se dice llamar socialista, y aun así lleva una lucha terrorista contra las organizaciones socialistas… lanza pernos a las cabezas de lxs capitalistas y aun así es apoyado por estas.

Viajando por Alemania en 1933, Guerin apunta las letras de una cancio, mitad comunista, mitad nacionalista, que prometia liberar a lxs trabajadorxs del yugo judio , “Nunca he escuchado gente cantar con tal fe… Estoy perdido en mis pies, estático en medio de esta masa que moriría sin interrumpir su canción. Ya hay rumores de que  secciones de los Stormtroopers (soldados de asalto) se están impacientando, hasta amotinado, yo pienso para mi mismo que será necesario satisfacer a esta multitud – o aplastarles, brutalmente”

Lxs marxistas de la entreguerra furosn lxs primerxs en formular lo que se puede llamar el programa antifascista. Este es la creencia que el fascismo es una forma de políticas de derecha extrema especialmente violentas y destructivas, que tiene la capacidad de crecer rápidamente en tiempos de crisis social y que si se ignora destruirá la capacidad de la izquierda de organizarse y revertirá por décadas las demandas de cambio de lxs trabajadorxs y otros grupos desposeídos. Si la apuesta es correcta, sigue que es repetidamente una prioridad de sus oponentes de confrontar el fascismo, aun cuando otras formas de discriminacion son endémicas, y aun cuando otras políticas de derecha extrema tienen más apoyo que el fascismo. Esta manera de pensar asume un presente en el que el trabajo aún es explotado y la discriminacion por raza y género son prevalentes.  Y aun en estas circunstancias, advierte, el fascismo es un agente caótico de cambio negativo. Puede hacer sistemático lo que hoy es limitado. El fascismo es capaz de extender el sufrimiento en una escala enorme. Asimismo, cuando el fascismo es vencido, las otras formas de opresión en las que florece también pueden ser debilitadas.

La apuesta antifascista no es una postura distintivamente marxista; todo tipo de gente la ha sostenido en la historia. Todo tipo de gente la sostiene hoy día.

Pero la primera vez en la historia en que un grupo significante la adoptara fue a mediados de los 1920s, cuando las personas de las que he escrito comenzarán a hacer campañas contra la amenaza del fascismo fuera de Italia.  Este enfoque reconoció el potencial de Mussolini para inspirar a imitadores incluyendo Alemania.

Al tiempo que estas advertencias claras fueron hechas primeramente, Hitler era solo un mero político regional. Cualquier ganancia electoral que había disfrutado había sido modesta, y se enfrentaba a una serie de competidores en una posición entre fascismo y conservatismo, varios de los cuales estaban mejor fundados, tenían mejor acceso a los medios y medios propios para emplear violencia paramilitar contra sus adversarios. 

El decir que el fascismo, a pesar de todas las debilidades y a pesar de la influencia mayor de sus rivales en la derecha, era el oponente más amenazador a la que enfrentaba la izquierda alemana era hacer una predicción de cómo el fascismo crecería y que haría en el poder.

La apuesta antifascista  de todas las otras formas de politica, hecha por esta generacion sontenia que el fascismo era diferente cualitativamente incluyendo la derecha y hasta la extrema derecha.

A diferencia de estas, busca crear una dictadura y una en la que todas las formas de expresión de todos sus rivales sean recortadas. El panorama de la derecha de los 1930s no era más complejo que el nuestro, con cada una de estos temas a continuación prominentes en discusiones públicas = monarquistas, seguidores del ejército de la iglesia, abogadxs por impuestos fijos, abogadxs por expansión imperial- y muchas otras formas de políticas de derecha aparte de estas.  A lxs antifascistas les desagradaban todas estas tendencias, pero no veían en ninguna de ellas el potencial violento del fascismo.  

Bajo esa teoría, había otras ideas sobre el rol del fascismo en relación a otros movimientos reaccionarios. El fascismo no era un movimiento con solo una causa. Era toda una teoría de vida que proveía justificación para la subordinación no solo de lxs oponentes raciales de Musolini y Hitler, sino también de sus enemigxs politicxs , y las mujeres, y lxs gays, y las personas discapacitadas. EL fascismo tuvo la capacidad de atravesar barreras en momentos de crisis y cuando lo hizo de propagar modos de pensar derechistas hasta que sus seguidorxs habían absorbido respuestas reaccionarias a todas las preguntas posibles.   

Aparte de la rol que jugaron en el asesinato de seis millones de judixs, Hitler y Mussolini tambien eran partidarios del genocidio contra lxs Roma y Sinti, abogados por un racismo colonial ultra-agresivo y acelerado, organizadores de la eutanasia de gente discapacitada y el asesinato de hombres gays, y las subordinacion de las mujeres, la destruccion de los sindicatos y el asesinato de lxs coministas. Cada uno de estos planes se reforzaban entre sí. Esta dinámica totalizadora hizo al fascismo un enemigo destructivo único.

Es útil escuchar a la gente que captó ese riesgo, en un tiempo en el que casi todxs en la derecha y el centro estaban en desacuerdo. Al restatarlxs de la economía de atencion del presente y al mandar a lxs lectorxs al pasado para aprender de ellxs, espero que su enfoque sea de interesarse en otrxs encando la derecha diferente de nuestros tiempos.

Ya que lo que mas atrae a lxs seguidores de Trump mas que nada son sus cuentos infantiles sobre manifestantes uniformadxs de negro juntandose en secreto para vencer sus planes. Es este secreto lo que lxs engancha – la idea de un plan escondido el cual solo ha sido descubierto por algunas almas valientes derechistas. Para la derecha contemporanea , el mito de una conspiracion antifascista es tan convincente como lo fue para una generacion de derechistas diferente, cien anos atras, que el mundo esta dominado por una conspiracion secreta de judixs que se esconden en lugares oscuros, mandando sus ordenes conspiratorias fuera, contralando a los Papas y Zares, conspiradores radicales y la policia que prtende echarles un ojo.

Pero la historia del antifascismo no es de ninguna manera secreta. Mas bien, es un libro abierto.

(trans. Faithais Yáñez)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s